Las musulmanas no verán el mar

 

// Por Mariano Schuster – @schusmariano

Hay sol y ella decidió ir a la playa. Y es que en Niza, si hay calor y deseo y amor y voluntad, y una es una muchacha con ganas ardientes de vivir, lo normal es aferrarse a un pedazo de arena o de piedra. Solo las necias, las idiotas, o algunas pobres que sufren de los rayos UV, se quedarían en casa. Al menos eso piensa ella, que pasó más de veinte veranos esperando el mar.

Es bella gracias a Alá y sabe que la belleza no se tapa aun cuando se tape. Lo que no podía tapar, y esto es muy lógico, era el calor que le daba aquella burka negra si llegaba a asomarse al sol. Afortunadamente la burkini,  creada por la australiana Aheada Zanetti, le cambió la vida. El nuevo traje de baño tiene las cualidades de ocultamiento de la burka pero está compuesto de teflón y lycra. Como dijo Zanetti, es un sueño de “diversión y libertad”.

14111549_641761165992777_1412085542_nPor eso hoy, con su burkini a cuestas, se acostó sobre la lona y se dispuso a disfrutar el día. Algunas chicas, con bikini, la miraron con desdén. A muchos otros no les pareció nada extraño.

Miren bien la foto. Tranquila, echada, descansando, ella no ve a los policías detrás. Vienen a echarla. Porque, según dictan las costumbres y las leyes francesas, en un país laico no puede utilizarse un ropaje “ostensiblemente religioso”. Sucede que se trata de un traje de baño.

Los que llevan el laicismo son policías.  La mano visible del Estado. El primero, el de barba, no sabe lo significa la laicidad: para él todo se trata de hacer cumplir la ley.  Si observamos la imagen notamos que los únicos extraños en la foto son ellos. Cuatro ridículos con uniforme, mientras el mundo se divierte bajo el sol. Son los portadores del nuevo laicismo. Una creación de los ciudadanos contra el Estado religioso y el poder, fue transformada en religión del Estado contra los ciudadanos.

El cuerpo de la mujer musulmana es un cuerpo político. El de los policías, también. Están dispuestos a disparar cuando sea necesario. Su signo religioso es ostentoso. Un atentado al laicismo. Nadie lo dice. Conviene pensarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s