Cómo coger con Instagram

instagram 3

// Por Antonio Fargas

Ésta es una historia real. Le pasa cada fin de semana a un amigo.

Marquitos trabaja en el cuerpo técnico de un equipo de Primera. Filma a los jugadores y saca conclusiones. Si el nueve no baja a marcar, lo ve. Si al dos le ganan siempre la espalda, lo ve. Si el cuatro se queda sin aire en los veinte del segundo tiempo, lo ve. Y hace lo mismo con los oponentes. Sabe que lo máximo que se puede hacer por un equipo es mejorar su preparación física y organizar su táctica: poco puede hacerse con lo técnico. Lo que natura non da, el entrenamiento non presta.

Para los apasionados del fútbol como él, éste es un trabajo de ensueño que además le permite viajar por todo el país. Pero lo que mejor hace Marquitos es camuflarse en este mundo paralelo con la ayuda de las redes sociales. Los filtros, el brillo, el contraste, esas boludeces artie son sólo una cara del Instagram. (No te pongas así, vos los usás bárbaro y me re conmovés, dale, seguí leyendo). Por otro lado está aquella faceta que Instagram comparte con el resto de las redes sociales en su carácter de tales: adentro de este cuadrado sale lo que yo quiero, éste soy yo acá y, si tengo éxito, vas a creer que también soy éste afuera.

Pongámoslo así: de un lado, la señora con fotos de sus gatos, sus hijos y sus nietos, apimentado con un poco de frases motivacionales y, Dios no quiera, expresiones ultra o anti kirchneristas. El grado de conciencia redsocialista de esa persona tiende a cero, no nos sirve. Del otro lado, la guacha piola con selfies donde se cuelan tetas, piletas donde aparece algún culito, frases de canciones, lamentos de amor dirigidos a una entelequia, llamémosle la Providencia, el Ex, la Propia Inseguridad. Hay ahí un grado de conciencia que tiende a infinito, y tampoco nos sirve porque, ya lo dijo Fernando Niembro antes de que se le notara mucho, se nota mucho.

instagram

En el medio, todos nosotros. En el medio también, pero picando en punta, ganándonos la espalda, cabeceando y clavándola al ángulo, Marquitos.

Marquitos usa ropa de su equipo (de su patrón) y su imagen menuda, atlética, con paso seguro se cuela en las transmisiones televisivas, cuando los jugadores bajan del micro tirando facha con auriculares como si no fueran a jugar un partido de fútbol. En ese momento, Marquitos baja después del último jugador con el bolsito y le pide a alguien que le saque fotos a la tele. Luego las sube a Instagram. #NoFilter, obvio. Y ahí, la magia: Marquitos es un jugador más.

¿A alguno de ustedes les pasó en Instagram que los siguen cuentas que nada que ver? A mí también. A Marquitos también, sólo que suelen ser minas, y suelen estar bastante buenas, y suelen ser de todo el país. Con todas ellas, que a veces llegan por Instagram y las conoce personalmente más tarde (o lo contrario), Marquitos se arma una lista de contactos que va al grano -y hasta este momento no la compartía con nadie- donde agenda de la siguiente manera: Nombre+*Gato*+Provincia/Ciudad/Barrio. Cuando llega a otra ciudad sólo debe filtrar la búsqueda en los contactos. ¿Jugamos con Belgrano? Vamos a por Noelia Gato Córdoba Bella Vista. ¿Nos toca Newell’s? Marquitos recuerda que había una tal Mica Gato Rosario Abasto y…sí, ahí está. ¿Qué hacés Mica? Estoy hoy y mañana acá en Rosario con el equipo. Nooo, mañana juego, pero después estoy libre, aunque seguro medio cansado. Igual podemos hacer algo. No, el Audi lo dejé allá, te paso a buscar y vamos en taxi.

botineras 2

Marquitos lo sobreentiende, la chica lo sobreentiende: es una salida entre un jugador y una botinera. Pero ninguno lo dice, porque quedaría mal. Hablan de trivialidades. Marquitos, que conoce el mundo del fútbol porque pertenece a él desde un lugar que no es el que Noelia querría, improvisa parlamentos sobre los partidos, la presión de jugar en primera, pero lo lindo de trabajar de algo que te gusta. Y ocasionalmente, si hace bien del Marquitos de Instagram, Marquitos coge.

Seguí así, Marquitos. Vos también sos el siglo XXI.

 

__________________________________________________

Créditos imagen de portada: https://www.facebook.com/chompoo.baritone/media_set?set=a.1050005598352765.1073741858.100000300047058&type=3
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s